Emilio Grateron sobre diálogo Barbados: Agotado no significa muerto