Conferencia Episcopal: Acuerdo de la Casa Amarilla no ayuda a resolver la crisis